Culpable
Poesía

Culpable

 

 

 

Culpable

Entre caminos verdes

me perdí,

en el púrpura de un alma

y el dibujo de unos labios

me quedé.

Sucumbí

en sus cumbres

y sus valles

tersos

del infinito mar.

En aquél rostro

de mirar oscuro

caí

rendido.

Allá

entre las tinieblas

del miedo

extravié mi destino.

Nada, nada,

nada

de los anhelos

quedaron prendidos

en las hojarascas de mi otoño,

barro y plomo,

apestado

chorreante

tiritando;

frío destructor

de secas manos

ávidas y sedientas

del verter salobre.

Sesgo

al borde oscuro

donde el camino

es como lana

bien vareada

pero verde,

muy verde

y tierna,

aguardo al sueño

de mi noche

sin luna,

tendido

esperándote.

 

Foto y poesía:

maximenendez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X