El celaje freudiano
Poesía

El celaje freudiano.

 

El celaje freudiano

Brotan de sí

destellos fraternos

por tejados humeantes

antenas

ropas tendidas

y gavinas aleando.

Misteriosas

caen del cielo

entre la nada

de fachadas húmedas

y troneras brillantes.

Rezuman hasta el suelo

penando virtudes

con susurros

entre jardines de lamentos,

mientras

destellos de rabia

aúllan lejanos.

Forman charcos

remansos de espejos sin mancha

que tornan su rostro

blanco turbio

y grises lóbregos

que en picado rebotan,

metáforas empapadas

que ruegan salvar su alma

siempre anegada.

A veces

brotan milagros,

y por resquicios

se descuelgan

rayos de esperanza;

un vasto arcoíris

le muestra todos los colores

espejismos

que suben y caen,

toboganes impetuosos

de anhelos,

efímera ilusión

que va secando

de lágrimas

su rostro ya mortecino.

Entonces se calma

flota apacible

y mecida por sus sueños

se consume vaciada,

desvanece sus lamentos

y redimida,

se diluye en el aire.

 

Foto y poesía:

maximenendez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X