Pena y gracia
Poesía

Pena y gracia.

 

Pena y gracia

Ser leve

como un suspiro,

valiosa

como una lágrima

que pende y cae;

qué sería de mí

sin ti.

Y me sostengo porfiado,

al aire

al hierro ardiente

al filo,

derrumbado

por ti,

qué no haría yo

por ti.

Lágrima que pende

lágrima que cae

para llenar la nada

y renegar del olvido.

Luz

haz brillar las estrellas

en el profundo mar,

que fluyan a las ágoras

los versos,

que se llenen

que desborden

para escuchar el redoble

de las trompetas naufragadas,

que emergen tercas

del silencio más hondo

exhalando sus notas

y suplican perdones;

cantos irredentos

de partituras ya cenizas,

anhelos destemplados

de glorias ausentes,

perdidas,

siempre y solo;

prisionero eterno

entrelazado

contigo.

Lágrima que cae

redimida

hacia el infinito,

mecida

por vientos suaves

y rumbo cierto.

 

Foto y poesía:

maximenendez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X