Reflexiones, 261 - 265
Reflexiones

Reflexiones, 261 a 265

 

Reflexiones, 261 – 265

 

261.- La comunión con la naturaleza quizá sea la mejor manera de llegar a conocernos a nosotros mismos, y sin duda ese hecho nos cambia.

262.- Al observar el Universo, nos observamos a nosotros mismos, nos ubica y nos identifica. Parece que todo está en nosotros, y que nosotros estamos en todo.

263.- Entender el Cosmos es como entendernos a nosotros mismos: algo imposible. Quizá suceda igual de manera recíproca, podríamos incluso considerarlo como axioma. ¿Nos entiende el Cosmos a nosotros?

264.- Es posible que el entendimiento de las cosas sea algo del todo imposible; ya lo postula la física moderna: la mera observación cambia de forma significativa la esencia de lo que queremos observar. Como también nos cambia a nosotros. Igual sucede con el amor; cambia lo que amamos, a quien amamos y por supuesto a nosotros mismos.

265.- Puede que esté todo basado en el amor, quizá el conocimiento y el amor sean lo mismo, algo inescrutable a la condición humana y todo esté entrelazado, formando un solo ente, compuesto por: gravedad, tiempo, materia y energía. ¿Por qué no?, y su valor absoluto y constante no sea la velocidad de la luz, sino el amor; es más sencillo que la “teoría de cuerdas”. ¿No?

 

maximenendez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X